(N)Etiqueta en la red. Cómo evitar disgustos y malentendidos | Luis Miguel Díaz-Meco Orizo

(N)Etiqueta en la red. Cómo evitar disgustos y malentendidos

Te reciben según te presentas, te despiden según te comportas. Quevedo

Los nuevos medios requieren nuevos conocimientos, pero no siempre.

En términos de etiqueta, protocolo y comunicación, los clásicos son siempre una garantía.

Más allá de detalles técnicos y ciertos usos que se adquieren con naturalidad y práctica, conviene respetar algunas reglas que tienen más que ver con el sentido común que con el entorno digital.

Reglas básicas generales
  • Sé conservador en los mensajes que envías y liberal en los que recibes

Dicho de otro modo: valora muy bien todo lo que compartes, piénsatelo dos veces. Cualquier comentario, reflexión, crítica puede tener una repercusión enorme.

Y en sentido inverso, ofrece el beneficio de la duda. Es muy fácil malinterpretar un comentario ajeno, ponte -siempre- en el lugar de la otra persona.

  • Detrás de cada mensaje hay siempre una persona

Detrás de cada plataforma, aplicación, red social…, de cada mensaje, hay siempre una persona cuyos sentimientos podemos ofender.

Es tan sencillo como seguir los mismos patrones de conducta que en otros contextos. Que el supuesto anonimato de la red o la distancia física no justifiquen acciones que no realizaríamos en un encuentro cara a cara, por ejemplo.

Contrariamente a lo que solemos pensar, el protocolo, las normas de cortesía, la comunicación no son en absoluto rígidos. Son flexibles y su buen uso nos permite adaptarnos con naturalidad y éxito a cada situación diferente.

En este sentido, la red ni da ni quita. Tutea o trata de usted a las personas en función de la relación que mantengas con ellas y no por el medio que utilices.

  • Cuida las formas, la ortografía, evita ambigüedades, ve al grano

La forma en la que nos expresamos puede interpretarse incluso como una falta de respeto. Si quieres ganarte el aprecio ajeno, sé claro, conciso. Valora el tiempo ajeno y demuéstralo.

Las faltas gramaticales y de ortografía, salvo erratas, cada día tienen menos justificación. Mucha gente tendrá la ocasión de conocernos por primera vez (y quizá última) por lo que trasmitimos.

Trata de evitar las ambigüedades. La ironía y los comentarios sobre determinados aspectos siempre sensibles (política, religión, tendencias sexuales…) debemos manejarlos con mucho tiento.

Reglas más concretas
  • Cuidado con los archivos que compartimos

Sobre todo en el correo electrónico, valora el tamaño de los archivos que compartes. Existen soluciones sencillas como utilizar la nube. En cualquier caso, si el documento es pesado, avisa al destinatario.

  • Generoso al compartir y agradecido al recibir

El entorno digital marca nuevas pautas. Su esencia está en compartir conocimientos, experiencias… Sé generoso en lo que ofreces y agradecido en lo que recibes.

  • Sé humilde, perdona los errores ajenos y discúlpate por los propios

Todos nos creemos mucho más importantes, listos y altos de lo que somos. Pero siempre hay alguien más importante, más listo y más alto que nosotros.

No abuses de tu supuesto poder por experiencia, edad o cargo. Sé tan indulgente con los errores ajenos como lo somos con los propios, respeta la privacidad ajena y mantén siempre un tono cortés y moderado en los debates o conversaciones en los que participes.

La diferencia y el debate siempre enriquecen y deberían ser motivo de agradecimiento, no de confrontación.

  • Ten en cuenta las diferencias culturales

Ahora que las distancias prácticamente han desaparecido, muchas veces olvidamos el diferente contexto en el que se desarrollan las conversaciones en el entorno digital.

Por ello, trata de utilizar un lenguaje correcto, sin localismos ni jergas, que nos permita comunicarnos con naturalidad y evitar -en lo posible, ambigüedades y malentendidos.

Si seguimos estas pautas, estoy seguro de que nuestra imagen y reputación digitales nos lo agradecerán.

Fuente inspiradora:

Artículos relacionados, en este mismo blog:

Sin comentarios | Leído 133 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Enviar Comentario

*