La fórmula de la Coca-Cola y otras claves para mejorar tu comunicación e imagen

Si piensas que perderás, estás perdido. Napoleón Hill

Aunque escrito en 1937, Piense y hágase rico es un manual de comunicación e imagen, eso que ahora los más modernos denominan branding, con plena vigencia. [Puedes descargarlo en PDF si pinchas sobre la imagen].

Si bien tiene algunos pasajes que destilan cierto tufillo a fórmula mágica y otros con un contenido claramente machista, las partes más aprovechables compensan ampliamente estos guiños al público al que se dirigía y a la época en la que fue escrito.

A continuación expongo un breve resumen del libro a través de algunas de las citas que me han parecido más sobresalientes:

  • Uno de los principios del éxito es el deseo (saber lo que uno quiere)
  • La fe es el único antídoto conocido contra el fracaso
  • Si hacemos inventario de nuestras capacidades y recursos, quizá descubramos que nuestra mayor debilidad es la falta de confianza en nosotros mismos
  • Determinadas cualidades, carácter, inteligencia y personalidad, están por encima de la formación académica
  • La fórmula secreta de la Coca-Cola es… la imaginación
  • Donde hay una voluntad, hay un camino
  • Los que abandonan nunca ganan…, y un ganador nunca abandona
  • Recuerda que no es el abogado que más sabe de leyes el que gana el proceso, sino el que mejor se prepara
  • Cuáles son las principales causas del fracaso: falta de un propósito claro, de ambición, de autodisciplina, las actitudes negativas, la dilación (procrastinación), ausencia de esfuerzo, de entusiasmo y de valores morales
  • Y los principios para el éxito: deseo, decisión, fe, perseverancia, apoyarse en un buen equipo y planificación
  • Sin perseverancia no se alcanza éxito notable en ninguna actividad. Con ella, se puede llegar muy lejos aunque se carezca de otras muchas cualidades
  • La única casualidad en la que se puede confiar es aquella que uno ha sabido labrarse por sí mismo
  • Hay tres grandes enemigos que debemos eliminar de nuestra mente: indecisión, duda y temor
  • Disponemos de un control absoluto sobre una única cosa: nuestros pensamientos

Y una profecía que pronunciada en 1937 debería dar escalofríos a algunos y causar un enorme sentimiento de vergüenza a otros.

Hill se plantea en qué campos habrá demanda de nuevos líderes y responde: en la política, una demanda que apunta nada menos que a una emergencia.

Y ahí seguimos, casi un siglo después.

————————

Otras reseñas realizadas en este mismo blog:

Puedes consultar otras muchas referencias a libros y publicaciones a través de la categoría Libros y comunicación.

Sin comentarios | Leído 299 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *