Inteligencia y comunicación: un cóctel explosivo… e imprescindible

En una época como la actual -de volatilidad, incertidumbre, complejidad y ambigüedad-, la inteligencia aplicada a las relaciones públicas nos ofrece la oportunidad de anticiparnos, ver oportunidades antes de gestionar amenazas, y crear un mejor futuro para nuestras organizaciones.

El pasado 26 de junio se celebró en el Centro Internacional de Prensa de Madrid una jornada dedicada a la inteligencia y las relaciones públicas.

Y la palabra más pronunciada por los ponentes, más allá de las referencias al título, fue Social Media! El Social Media Intelligence como base para establecer una estrategia única, integrada en la empresa, que nos permita adaptarnos con flexibilidad a los continuos cambios que vivimos en una sociedad hiperconectada.

Echa un vistazo al siguiente vídeo que nos muestra cómo gestiona estos conceptos una empresa pionera en este ámbito como Gatorade , división de Pepsico.

Todos los participantes coincidieron en señalar las extraordinarias conexiones que el tradicional concepto de inteligencia tiene con una labor profesional de comunicación y relaciones públicas.

A continuación se recogen algunas de las ideas más interesantes que, a mi juicio, se compartieron:

  • Frente al ruido, es necesario apostar por el silencio, por la capacidad de reflexión.
  • Los análisis, uno de los aspectos básicos en cualquier estrategia de gestión basada en la inteligencia, deben apoyarse en comportamientos éticos y transparentes.
  • La clave está casi siempre en realizar las preguntas adecuadas a las personas adecuadas.
  • Una radiografía técnicamente es igual aquí o en el mejor hospital del mundo; la clavé está en quién la interpreta, quién la lee, quién la analiza. De ello puede depender que te cures o que pierdas la vida.
  • Los sistemas de inteligencia, tanto de los estados como de cualquier organización, deben adaptarse a gestionar cada vez más información, que implica a más actores y con mayor rapidez.
  • Por ello, es básico convertir la información en conocimiento.
  • Qué nos puede ofrecer un sistema de inteligencia y comunicación integrado en la gestión empresarial: agilidad para anticiparnos, detección de forma prematura de oportunidades y amenazas y la capacidad de proponer y marcar las agendas y guiar las conversaciones, gracias a una interacción y a una actitud de proactividad continua con nuestros públicos.

El diagnóstico de la situación actual en este ámbito, como fácilmente puede intuirse, es claro: muy pocas empresas -solo algunas muy grandes, entre las que se citó también a Nestlé- han integrado este sistema en su gestión.

En España es todavía ciencia ficción.

Las referencias incluidas en el presente artículo son fruto de las intervenciones de Fernando Velasco, Juan M. Zafra, Rubén Arcos, Luis Madureira y Craig S. Fleisher, así como de las conversaciones con Ignasi Vendrell o Maribel Silva.

Sin comentarios | Leído 70 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Deja un comentario

*