Cómo crear un mensaje persuasivo… y creíble | Luis Miguel Díaz-Meco Orizo

Cómo crear un mensaje persuasivo… y creíble

Quieres escribir un mensaje creíble. Por supuesto, deberá ser verdadero; pero ello no implica que sea percibido como tal.

Existen algunas sugerencias que la ciencia nos proporciona para lograr nuestro objetivo:

  • Cualquier cosa que reduzca la “tensión cognitiva” nos ayudará: letra legible y de gran tamaño, en papel de buena calidad y con colores brillantes (azul celeste o rojo).
  • Olvídate del lenguaje rebuscado, barroco y de la jerga. La sencillez y la claridad influyen decisivamente en lograr que nuestro mensaje parezca creíble e inteligente. Contrariamente a lo que suele pensarse, un lenguaje pretencioso “se toma como signo de escasa inteligencia y baja credibilidad”.
  • Haz que tu mensaje se pueda recordar. Un vídeo, una fotografía… o un texto con rima fortalecen la posibilidad de que nuestras ideas se tomen por ciertas.
  • Si citas una fuente o eliges el nombre para tu empresa, elige palabras que sean fáciles de pronunciar. “Los receptores de un mensaje preferirían estar (…) lejos de todo lo que les sugiera esfuerzo”.

Un último consejo, que nos facilitan las evidencias científicas, todas estas pautas no tienen ningún sentido si el mensaje es absurdo o contradice hechos que nuestro público sabe que no son ciertos. [Parace banal pero bien harían muchas empresas y políticos en aplicárselo].

Y en cualquier caso, nuestra percepción sobre afirmaciones verdaderas viene motivada por la lógica, la asociación a otras creencias y preferencias propias o por una fuente en la que confiamos y nos gusta.

Por eso, es imposible cambiar las percepciones de una persona a base de razonamientos”.

——————

Estas pautas están incluidas en el libro Pensar rápido, pensar despacio del catedrático de Psicología, profesor de Asuntos Públicos y premio Nobel de Economía, Daniel Kahneman.

Una obra apasionante, de lectura más que interesante para profesionales de la comunicación y para cualquier persona interesada en conocer cómo tomamos nuestras decisiones, mucho menos racionalmente de lo que pensamos.

Enlace relacionado:

Sin comentarios | Leído 229 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Enviar Comentario

*