Cómo cautivar con tus palabras, de la teoría a la práctica

Como en casi todos los ámbitos de la vida, en comunicación la teoría es una base imprescindible sobre la que edificar la práctica.

Pero es preciso pulir esta teoría, trabajarla, comprobarla, adaptarla a las circunstancias, aprender de nuestros errores… Solo así estaremos preparados para afrontar con cierta esperanza de éxito los retos a los que nos enfrentemos.

En este artículo me propongo contraponer algunos aspectos teóricos, que casi todos deberíamos conocer, con la triste realidad que solemos presenciar, incluso en profesionales (políticos, docentes, personajes públicos…) que deberían manejar esta herramienta con maestría.

Se dirigen sobre todo a presentaciones pero, lógicamente, podemos aplicarlos a cualquier aspecto de la comunicación.

La teoría
Planifica, trabaja y ensaya, ensaya, ensaya…

Antes de trabajar la forma, ten claro qué quieres decir.

Imagina, diseña, escribe y ensaya tu guión tanto como puedas.

De acuerdo con algunos expertos, se necesitan 30 horas de investigación, organización, redacción y revisión por cada hora de presentación!

Cuenta tu historia, en tres pasos

Preocúpate de captar la atención de tu público, explica cómo el público se va a beneficiar de lo que le estamos contando (en qué medida va a mejorar su vida, su práctica profesional…) y qué necesita para ponerlo en práctica.

Todo ello a través de un historia con planteamiento, nudo y desenlace, bien aderezado de buenos, villanos y resto de elementos ornamentales.

Cada vez más, la imagen vence a la palabra

La información presentada en imágenes es mucho más fácil de procesar y asimilar por el cerebro.

Por lo tanto, apoyémonos en este recurso y simplifiquemos nuestro discurso con un lenguaje claro y sencillo.

Emociona y permitirás que tu discurso se recuerde

Los datos, las cifras, el contexto… son imprescindibles, pero insuficientes.

Si nos guiáramos solamente por la razón, nadie fumaría o mostraría fe hacia distintas creencias religiosas.

Tal y como afirmó la escritora estadounidense Maya Angelou: La gente olvidará lo que dijiste, lo que hiciste, pero nunca olvidará lo que les hiciste sentir.

Simplifica y vencerás

Recuerda siempre esos toques de genialidad con los que Steve Jobs aderezaba sus presentaciones:

El iPod no era un reproductor portátil que pesaba 184 gramos, con una gran capacidad… sino: 1.000 canciones en tu bolsillo.

Y no olvides: ensaya, ensaya y nunca dejes de ensayar

Ya hemos hablado de las 30 horas que algunos expertos cifran como tiempo necesario para preparar una presentación de una hora.

Pues una vez que la tengamos lista, debemos dedicarle otras 30 a su puesta en escena, a contar nuestra historia de un modo gráfico, directo, simple…

La triste realidad

Más allá de otros atributos, los políticos, sobre todo a partir de cierto nivel, deberían poseer dos grandes cualidades: capacidad de gestión y manejo de la comunicación.

Es imprescindible conocer las claves de la información, hacerla accesible, incluso realizar cierta labor de pedagogía para explicar las decisiones, en qué afectan a los ciudadanos, por qué se toman…

Sobre la capacidad de gestión no vamos a pronunciarlos… Sobre la comunicación, he recogido un último ejemplo, muy ilustrativo pero en absoluto extraordinario.

El vídeo no tiene desperdicio. El audio es de la Cadena Ser sobre una comparencia de Ana Mato, un ejemplo que ruborizaría a un escolar. [Gracias a Susana López Seijas por la pista].

Solo dura 1 minuto y 39 segundos pero avanzo algunas de las perlas que ofrece:

  • Buenos días, buenas tardes a todos.
  • (Hay que) poner en valor lo que tiene mucho valor porque no hay cosas que tenga más valor que una medicina que cura enfermedades.
  • Hemos adoptado una medida que ya estaba adoptada.
  • Los parados sin prestación parlamentaria.
  • No es lo mismo una persona que no está enferma, en su consumo de medicamentos, que una persona que está enferma.

Si se tratara de un chiste, tendría su gracia. Pero como la gestión pública es un tema lo suficientemente serio, y más en unas circunstancias como las actuales, algo habrá que hacer.

Entrada basada en los siguientes artículos:

Otros artículos relacionados en este mismo blog:

Sin comentarios | Leído 138 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Deja un comentario

*