Ciencia y conocimiento. ¿Cómo aplicarlos a la comunicación? | Luis Miguel Díaz-Meco Orizo

Ciencia y conocimiento. ¿Cómo aplicarlos a la comunicación?

Afortunadamente, Eduardo Punset no se ha dedicado a la literatura.

Su último libro, El sueño de Alicia, es un fiasco narrativo pero incluye una buena noticia: si no has leído mucho a Punset, sirve de excelente resumen de muchas de las teorías que se ha encargado de divulgar en otras obras. [Tienes alguna reseña de sus últimos libros al final del artículo].

Se trata de recetas que nos ofrece la ciencia para entender cómo somos y cómo pensamos. Y a partir de ahí, aplicarlas para mejorar nuestra vida personal y profesional (en el ámbito de la comunicación existen enormes posibilidades).

Aprendizaje y conocimiento

  • Las claves del aprendizaje: focalizar la atención (a pesar del entorno actual), trabajar en equipo y gestionar las emociones.
  • El conocimiento, la experiencia, el sentido crítico, la apertura mental... han sido siempre claves, pero ahora son imprescindibles.

Cuando la única herramienta de que disponemos es un martillo, tendemos a creer que todos los problemas son un clavo. Abraham Maslow

Hay más preguntas sin respuesta que con ella

Cambio

  • Cuando todo cambia, la manera más fácil de ser infeliz es no cambiar nunca de forma de ser o pensar.

Claves de comunicación

  • Es imposible predicar y ser escuchado (comunicar, en definitiva) sin distraer o entretener.
  • Los sonidos tienen mayor poder asociativo, empático y sugestivo que la imagen, el gusto o el tacto.

La emoción es más potente que la razón. Joseph Ledoux

  • Poner imágenes a un concepto abstracto en el cerebro surte un efecto inmediato. No visualizamos fácilmente el hambre en África pero, en cambio, la imagen de un herido en la carretera activa reacciones inmediatas de solidaridad.

Empatía

  • La especie humana puede considerarse la más empática, pero también la más violenta, capaz de perpetrar asesinatos y genocidios.

Felicidad

  • Ganar o perder la guerra no era, necesariamente, lo que más feliz hacía a la gente; aprender a gestionar sus emociones era considerablemente más importante para garantizar los niveles de felicidad [Salvo que perezcas en ella, intuyo].

Memoria

  • No es conveniente fiarse de la memoria para los detalles. A veces, fabricamos o adulteramos nuestros propios recuerdos a partir de las imprecisiones de la memoria.

Optimismo

  • El cerebro de las personas positivas parece estar sintonizado para detectar aspectos buenos de la vida que otros pasan por alto.

Salud

  • La salud depende de los niveles de felicidad.
  • La salud física es el primer requisito para la salud mental.

Visión de la realidad

  • Nuestra manera de evaluar la realidad que nos rodea depende en buena medida de nuestro estado de ánimo.

———————–

Puedes consultar otras reseñas de libros publicadas en este blog.

Y en concreto, algunos comentarios a las últimas obras de Eduardo Punset:

Sin comentarios | Leído 39 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Enviar Comentario

*