¿Aprobarías este test sobre la comunicación en el entorno digital? ¿Y tu empresa?

Nube de etiquetas con el texto de las 95 tesis recogidas en la traducción al español de The cluetrain manifesto. [Elaboración propia]

Para saber cuál es el resultado final, es suficiente con sumar el número de afirmaciones con las que estamos de acuerdo.

El mercado y las nuevas fórmulas de comunicación

  • Los mercados están formados por seres humanos.
  • Las conversaciones entre seres humanos han de ser abiertas, naturales, sinceras.
  • Los enlaces socavan las jerarquías.
  • La gente utiliza nuevas y poderosas formas de comunicación.
  • Las conversaciones en red hacen posible la aparición de nuevas formas de organización social y de intercambio de conocimientos.
  • Como resultado de ello, los mercados se vuelven más inteligentes, más informados, más organizados.
  • No hay secretos. El mercado en red sabe más que las empresas acerca de sus propios productos
  • Las empresas suenan huecas, opacas, literalmente inhumanas.
  • Las compañías que no se dan cuenta de que sus mercados son cada día más inteligentes y están unidos en torno a conversaciones están perdiendo su mejor oportunidad.
  • Las empresas necesitan tomarse menos en serio. Necesitan tener sentido del humor.
  • Tener sentido de humor requiere tener valores, un poco de humildad, honestidad y un punto de vista sincero.
  • Las compañías necesitan bajar de su pedestal y hablarle a la gente.
  • La mayoría de los planes de marketing se basan en el temor de que el mercado pueda enterarse de lo que realmente sucede dentro de la compañía.
  • Las empresas deben preguntarse hasta dónde llega su cultura corporativa.

Comunicación Interna

  • Las intranets tienden a centrarse en el aburrimiento. Hay que fomentar la conversación corporativa, a partir de las aportaciones de los individuos más participativos que cooperan por construir algo valioso.
  • Una intranet saludable organiza a los empleados en varios sentidos de la palabra. Su efecto es más radical que la agenda de cualquier sindicato.
  • Aunque esto asusta mucho a las empresas, también dependen en gran medida de estas intranets abiertas para generar y compartir conocimientos críticos. Necesitan resistirse a la tentación de “mejorar” o controlar estas conversaciones.
  • Cuando las intranets corporativas no se limitan por el temor y por las normativas, el tipo de conversación que promueven resulta notablemente parecido a una conversación de los mercados conectados en red.

Jerarquía

  • Hoy en día, el organigrama está basado en los enlaces, no en la jerarquía. El respeto al conocimiento práctico resulta más importante que la autoridad abstracta.
  • Los estilos administrativos de “control y mando”, surgen de, y refuerzan, la burocracia, las luchas de poder y una cultura general de paranoia.

Transparencia

  • La falta de una conversación abierta mata a las empresas.
  • Existen dos conversaciones llevándose a cabo. Una dentro de la empresa. Otra con el mercado.
  • Si el coeficiente intelectual se midiera como la disposición de “abrir paso” o quitarse de en medio, resultaría que muy pocas compañías se han vuelto sabias.
  • Los mercados quieren conversar con las empresas.
  • Desafortunadamente, la parte de la empresa con la cual se quieren comunicar los mercados se esconde tras una cortina de humo, de un lenguaje que suena falso y la mayoría de las veces lo es.
  • Los mercados no quieren conversar con charlatanes y vendedores ambulantes. Quieren participar en las conversaciones tras la pared de protección corporativa.
  • Queremos tener acceso a tu información corporativa, a tus planes y estrategias, a tus mejores ideas y a tu conocimiento genuino. No nos vamos a conformar con tus folletos a cuatro colores, o con tu web sobrecargada de chucherías visuales pero con muy poca sustancia.

Los empleados como portavoces

  • También somos los empleados quienes hacemos funcionar sus empresas. Queremos conversar directamente con los clientes con voz propia, no con frases trilladas escritas en un guión.
  • Como mercados y como trabajadores nos preguntamos ¿por qué no escuchas? Pareciera que hablas un idioma distinto.

Conversación en relación de igualdad

  • El lenguaje inflado y pomposo que utilizas, en la prensa, en tus conferencias, ¿qué tiene que ver con nosotros?
  • Quizás impresiones a tus inversionistas. Tal vez impresiones a la bolsa de valores. No nos impresionas a nosotros.
  • Si no causas gran impresión en nosotros, tus inversionistas van a salir perdiendo. ¿Que no entienden esto? Si lo entendieran, no te permitirían hablar en la forma que lo haces.
  • Estás invitado, pero es nuestro mundo. Quítate los zapatos y déjalos junto a la puerta. Si quieres comerciar con nosotros, ¡baja de tu camello!
  • Somos inmunes a la publicidad. Olvídalo.
  • Si quieres que te dirijamos la palabra, dinos algo. Que sea algo interesante para variar.

Atención al cliente

  • También tenemos algunas ideas para ti: nuevas herramientas que necesitamos, algún mejor servicio. Cosas por las cuales estamos dispuestos a pagar ¿Tienes un minuto?
  • ¿Quieres que pongamos nuestro dinero? Nosotros queremos que pongas atención.
  • No te preocupes, aún puedes hacer dinero. Eso sí, mientras no sea lo único en tu mente.
  • Queremos que trates a 50 millones de nosotros tan seriamente como tratas a un periodista de un diario financiero.
  • Tenemos poder real y lo sabemos. Si no alcanzas a ver la luz, alguien más vendrá y nos dará mayor atención, será más interesante y divertido para jugar.
  • Para las corporaciones tradicionales, las conversaciones interconectadas parecen un mar de confusión. Pero nos estamos organizando más rápido que ellas. Tenemos mejores herramientas, más ideas nuevas, y ninguna regla que nos detenga.
  • Estamos despertando y conectándonos. Estamos observando. Pero no estamos esperando.
  • En definitiva: los mercados son conversaciones.

Qué revolucionario, pensarán algunos. Efectivamente, estas ideas extraídas de The cluetrain manifesto fueron escritas en 1999, pero a tenor de la práctica diaria de empresas y organizaciones siguen siendo unos conceptos enormemente revolucionarios.

14 años después aún andamos buscando respuestas respecto a algunos de los retos planteados.

Te puedes equivocar, es bastante probable que lo hagamos, pero es imposible ignorar el curso de los tiempos. Y, ahora, aferrarse a modelos de gestión y a fórmulas de comunicación pasados es garantía de desaparición.

Todavía no sabemos qué funciona. Pero estamos bastante seguros de lo que no.

[A propósito, cuanto mayor sea tu grado de acuerdo con los puntos expresados, mejor resultado habrás obtenido en el test ;-)]

Más detalles en http://www.cluetrain.com/

Sin comentarios | Leído 155 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Deja un comentario

*